rubros y categorias de manualidades
 

StumbleUpon!
form contacto
 
 
bordados

Bordados

El bordado es un oficio tan antiguo como la historia de la humanidad, sirvió para expresar a través de los diseños una determinada situación o condición social, en donde hombres y mujeres por determinadas circunstancias lo manifestaban a través de sus prendas, dejando en claro cuál era su rol y condición social. Pagando muchas veces por esas piezas fortunas, o fomentando como mecenas las casas de bordados. Podemos apreciar diferentes estilos de bordados a través de los siglos pero todos tienen en común el uso de los materiales, las mismas puntadas con diferentes nombres que en el mundo del bordador son reconocidas como tal. Hay personas que hacen del bordado además de un arte, un hobby, o un oficio.

Al utilizar las técnicas de bordado se debe ser muy cuidadoso y prolijo con la figura
 
 

Los bordados en la moda y alta costura

Para el bordado se fueron creando diferentes tipos de trabajarlo, algunos con hilos de seda, de oro y plata, con mostacillas y lentejuelas, con realce, desl estilo brasilero, con muchos puntos que tienen diversos nombres, un lenguaje universal en el mundo de las manualidades. El bordado también paso por periodos de moda, otros en los cuales no se usaba tanto o también en algunos casos en donde el bordado manual fue sustituido por el industrial abaratando la producción. El bordado es caro de hacer, no solo por los materiales sino por la cantidad de horas que lleva este trabajo. Hay bordados que han llegado a durar años de producción. También se lo puede clasificar por periodos y zonas de donde provienen, pero todos tienen pese a sus diversidades algo en común que es el uso del hilo, la aguja y la tela.

Hay cursos de bordados que son guiados por profesoras, otros dictados por televisión, revistas de bordados que tienen patrones como guías, miles de formas de hacer bordados de todo tipo y color contado con nuestra imaginación como la mejor guía del proyecto. Podemos también decir que hay temporadas en donde se impone como moda, luego desaparece pero siempre está vigente si no es en las pendas en algún otro artículo. Muy importante es el bordado en los vestidos de fiesta y en especial en los de novias, en donde se pagan fortunas a los diseñadores y bordadoras para que dejen a ese vestido como pieza única para ese día tan especial en la vida de una mujer. Las técnicas se trasmiten de generación en generación y hoy no es solo una prueba oral sino también escrita, muchas páginas por internet exponen las diferentes experiencias con el bordado, experiencias que se manifiestan en grupos de mujeres que en diferentes blogs van contando cómo trabajan y como les está yendo con tal o cual puntada frente a la tela.

 
 
 

Su evolución a través de los años

De la antigüedad algunas piezas se han rescatado, fueron halladas en tumbas egipcias y los trabajos eran marcados en las túnicas bordadas para los faraones, en la América pre colombina también eran prendas usadas por la nobleza indígena, muestra de ellas se encontraron en excavaciones realizadas por arqueólogos que sirvieron para determinar diferentes periodos históricos y clasificarlos, mayas, incas y aztecas dan fe de ello. Los bordados marcaron etapas dejando huellas de su trabajo, durante el periodo de las Cruzadas(los bordados para las capas de los guerreros con cruces y símbolos de la casa a la cual pertenecían), en la Iglesia Católica (para los Papas y nobleza eclesiástica en donde las bordadoras eran monjas de los conventos) en las vestiduras de los reyes (capas de los reyes de Francia antes de la Revolución Francesa). Todo esto forma parte de la historia del bordado y su desarrollo que durante siglos se utilizo hasta el día de hoy en donde el bordado paso a ser también industrial favoreciendo su producción masiva.

El bordado es un arte que se le asigno a las mujeres, esto es debido a que formaba parte de la educación de una señorita, y se cursaba como materia en los colegios de monjas. Las monjas a su vez traían esa tradición desde España de los claustros en donde toda la dedicación era para realizar trabajos como manteles, y ropa para los miembros de la Iglesia. Podemos decir que durante los siglos XVIII, XIX, y también principios del XX, el bordado pasaría a jugar un papel preponderante en la vida de una mujer en donde ya antes de casarse se estaba bordando su ajuar de novia, que estaba constituido por sus prendas intimas, ropa de cama, manteles y objetos de decoración del hogar, así como mantillas. Era un quehacer domestico mas. También podía llegar a ser una fuente de ingreso para el grupo familiar, de esto hay información en algunos pueblos de España que se dedicaban íntegramente al bordado como producción artesanal que era exportada por el resto de Europa.