rubros y categorias de manualidades
 

StumbleUpon!
form contacto
 
 
bordados-mexicanos

Bordados mexicanos

El bordado mexicano se reconoce por ser colorido y armonioso en su diseño. Sobre telas de un solo color, se bordaban flores, hojas, líneas, rombos, otras figuras geométricas y diferentes tipos de guardas. El bordado mexicano además es tradicional en túnicas, manteles, blusas, cortinas, almohadones etc. La temática siempre es en relación a la naturaleza, flores, plantas, pájaros etc. con motivos zoomorfos y una libertad de creación poco vista en otras culturas. Durante la época de la conquista, la aparición de símbolos cristianos, surgieron como motivos en los dibujos representados por santos, cruces, vírgenes y ángeles.

Por el estilo de los dibujos, los bordados mexicanos son inconfundibles
 
 

Las diferentes técnicas utilizadas en este bordado

El bordado en si es el arte de decorar una tela con hilo y demás accesorios en donde se resaltan dibujos diversos que se van incorporando al bordado y se le agregan piedras, lentejuelas, canutillos, hilos de oro y plata etc; los bordados artesanales son los que se hacen a mano y llevan muchísimas horas de producción en contrario al bordado de diseño industrial que se hace con maquinas en un periodo de tiempo muchísimo menor (hablando de minutos) y el trabajo es mucho más homogéneo y repetitivo. Hay bordados que se trabajan acorde a un patrón de bordado que oficiarán de guía que nos hará bordar de determinada forma, pero también hay piezas que se hacen libres en el momento en donde la imaginación hará su trabajo, aportando al bordado un valor agregado mucho más importante ya que lo realzara como pieza única.

Esa forma de trabajar será lo mismo que cuando un pintor toma un pincel para hacer una pintura. Durante el periodo de conquista de América, las mujeres que provenían de España venían con una escuela de bordado incorporada que estaba dada por su educación. España tenía larga tradición en el arte de bordar ya que además de ser una tarea considerada para las mujeres, era también un oficio que les daba una fuente de ingreso. En la mezcla de culturas, al ser muchas las indígenas trabajadoras en el servicio domestico, es cuando aprendiendo y ayudando en las tareas de la casa, el arte del bordado fue una mezcla de culturas. Los sombreros usados por los mariachis dan una prueba ilustrativa de lo que son los dibujos de los bordados mexicanos, en donde se utiliza hilo sedoso y brillante rematado por piedras y lentejuelas así como piezas más trabajadas en los chalecos con mostacillas. Hay un diseño típico del bordado mexicano, que lo hace reconocible en cualquier parte del mundo.

 
 
 

Los bordados mexicanos en la antigüedad

Si tenemos que estudiar la historia del bordado a través del tiempo no hay una forma de encuadrarlo ya que existe desde los tiempos más remotos de la humanidad pasando desde el antiguo Egipto, la edad de Hierro y las diferentes dinastías chinas, así como la antigua Grecia y el periodo del Imperio Romano. La expansión del bordado iba ligado a la historia y al desarrollo de la humanidad que dejaba rastros de su vestimenta por todos lados. El objetivo del bordado era resaltar la tela y dejar bien marcada su condición social, ya que sus consumidores eran generales del ejército, sacerdotes, reyes, y miembros de la nobleza.

Al usar piedras preciosas e hilos de oro y plata se dejaba bien en claro cuál era la situación de la persona que los llevaba puestos. Se consideraba el bordar una tarea de mujeres, ya que los conventos con las monjas de claustro estaban ligados a este tipo de trabajos para bordar mantos, manteles y ropa de los altos mandos de la Iglesia Católica. El bordado se distribuía por zonas como por ejemplo los bordados de la ciudad de Brujas, o en España de Lagartera, pero en la América Pre colombina también se encontraron realizando excavaciones pruebas de que el bordado no tiene cultura ni religión ni lugar geográfico, sino que es un arte de todos los tiempos y todos los lugares, con la finalidad no solo de embellecer, y distinguir sino de manifestar un arte comparable a la pintura.

La inspiración y el objetivo podría ser diverso, pero es un arte que data de siglos, partiendo de un bordado básico como el punto cruz, para realizar luego tareas más elaboradas. Tanto en Hispanoamérica antes y después de la conquista se encontraron piezas fabulosas que en las túnicas de los reyes emulaban su poder. Los Mayas y Aztecas fueron los pueblos que dejaron pruebas de este arte a través de túnicas para los reyes y la nobleza. En las tumbas de los desiertos fueron encontradas piezas que datan de más de 2500 años, en donde se envolvían a los caciques indígenas. Hermosas piezas se encontraron en México con bordados que llaman la atención por su diseño y color.