rubros y categorias de manualidades
 

StumbleUpon!
form contacto
 
 
manteles-bordados

Manteles bordados

El bordado de los manteles es un arte de larga data, el origen del bordado ha pasado por un largo proceso en la historia, en donde también formo parte importante de la evolución de las clases sociales y de la sociedad, los primeros bordados se supone que nacieron en China pero la perfección y la técnica se multiplico por todas partes del mundo.

Los manteles bordados se deben guardar cuidadosamente, primero porque se manchan y segundo porque el hilo si no se usa comienza a ponerse amarillento con el tiempo, son manteles que se deben lavar a mano y con mucho cuidado o mandarlos a la tintorería para que también los almidonen.

Los manteles bordados son considerados muy finos
 
 

Los motivos más comunes de los bordados en manteles

El blanco será el color más común de los manteles bordados pero también pueden ser en fondo blanco con los dibujos en hilos de colores, resaltando las figuras que queramos crear. Hoy las revistas de manualidades traen los patrones de bordado para hacer más fácil el diseño y además tomar ideas de que dibujo vamos a utilizar. Como consecuencia de la conquista europea en Sudamérica, en Colombia se guarda la tradición del bordado copiado de España que además tenía connotaciones de la cultura musulmana, uno de los trabajo era ornamentar las mangas y los cuellos, el bordado a mano se fue institucionalizando hubo en los colegios de monjas clases que se dedicaban especialmente a bordar.

Las mujeres españolas eran las que bordaban durante la colonia, pero luego esa técnica fue pasada al personal de servicio logrando poco a poco el aprendizaje en toda la sociedad. Los motivos de los dibujos era florales y dibujos geométricos, que eran típicos de la cultura andaluz. Los puntos podían ser cruzados y planos, entrelazadas y anudadas. Los puntos tenían y tienen aun algunos nombres reconocidos, punto cruz, realce, plano, bastilla doble, punto de ángel etc. Hoy a las telas de algodón colombiano se las mezcla con hilos de fibras naturales que dejan a las prendas como verdaderas artesanías autóctonas que se comercializan en diferentes lugares del mundo.

 
 
 

¿Desde cuando se utilizan los manteles bordados?

Es más que una tarea decorativa, es arte puro en donde en la edad media se realizaron las mejores producciones, no solo para las capas de Reyes, ropa de los Papas, el ejercito, las cruzadas, representaba una ocupación y parte de la vida de mucha gente que a través de su trabajo hacia realzar las prendas de personas importantes. Porque el bordado de la prenda daba a conocer la situación social de la persona. Manteles bordados engalanaban las mesas de los reyes, de la iglesia, de reuniones familiares y sociales, y era un trabajo hecho por mujeres que dedicaban horas de sus vidas para realizar magníficos bordados con aplicaciones en piedras preciosas, hilos de oro y plata resaltando figuras o formas según su imaginación. Tramados con agujas usando diferentes puntos que llevaban y llevan aun nombres que se reconocen en todas partes del mundo.

Los romanos llamaban al arte del bordado Plumarium Opus en relación con el plumaje de las aves. Hubo una evolución de los hilos, de las telas, de los dibujos pero había algo que las bordadoras tenían en común es que es un trabajo artesanal que pocas personas están capacitadas para realizarlo, las técnicas de todas formas se pueden desarrollar tomando cursos de bordado, pero sin habilidad no hay técnica que valga. Los manteles bordados de la Iglesia, servían para oficiar misa, son manteles trabajados de color blanco que cubrían la mesa del altar colgando de los dos lados, con bordados litúrgicos y ornamentales en relieve, la función que cumplen es cubrir la mesa sagrada emulando la ultima cena, compartiendo el pan y el vino. Los manteles bordados siguieron con una tradición concentrando en Europa algunos puntos de producción como España y la ciudad de Brujas, en donde las monjas del convento se dedicaban a producir verdaderas obras de arte para el uso y consumo de la Iglesia.

Los manteles bordados siguieron con la tradición de la costura de generación en generación, era tradicional preparar el ajuar antes de casarse teniendo en la lista de objetos para iniciar la vida matrimonial, manteles bordados, sabanas, ropa interior, cubrecamas, almohadas, cortinas, todo trabajado en telas de hilo, organiza, sedas en donde se bordaban las iniciales de la pareja . Estas costumbres hoy en día ya dejaron de usarse, además de ser más prácticos y usar el bordado industrial en donde una maquina hace el mismo trabajo en minutos. De todas formas un buen bordado la gente lo reconoce y sabe muy bien que es artesanal. Todos en la casa alguna vez hemos visto algún mantel de hilo bordado que se usa en ocasiones especiales, esto se debe a que por lo general son manteles a los cuales les tenemos mucho afecto, ya sea porque fue bordado por nuestra abuela o porque nos trae recuerdos de nuestra niñez.