rubros y categorias de manualidades
 

StumbleUpon!
form contacto
 
 
como-confeccionar-blusas

Como confeccionar blusas

La confección de las blusas es una de las más sencillas ya que las blusas son una de las prendas más fáciles de realizar pues se puede innovar y usar toda la creatividad para ello.

Existen muchos tipos de telas, medidas y modelos que se pueden confeccionar, por lo cual la prolijidad y la realización de modelos estándar es una tarea que si bien puede ser necesaria, también se la puede saltear y emplear mejor una confección original y atrevida. Las blusas son la prenda ideal pues se la realice como se la realice siempre quedará bien y a la moda.

La confeccon de blusas para ti misma o para vender es una buena alternativa
 
 

Reglas basicas de la confeccion de blusas

Igualmente, en este artículo encontraras la info necesaria tanto para la confección de las blusas clásicas, como consejos e ideas para hacer blusas originales y divertidas. En primer lugar explicaremos como realizar la toma de medidas básicas para el diseño y confección de un molde estándar para cualquier tipo de blusa, ya que sin importar que tipo de tela o modelo uses, todas deben respetar ciertas medidas para poder caber en el cuerpo de manera cómoda. Para ello necesitarás tomar las medidas de la amplitud de la espalda, que se toma desde un hombro al otro; luego la de la longitud de espalda que va desde la base del cuello hasta la cintura; la longitud del delantero, que se toma desde la base del cuello a la cintura por delante, tomando la parte más prominente del busto; la circunferencia del cuello o de donde se desee realizar la amplitud del mismo, esta medida se suele tomar alrededor del cuello, con la medida exacta para las blusas tradicionales; luego se toma la circunferencia de sisa, que es desde la parte más alta del hombro hasta debajo del brazo; la circunferencia del busto, que es la medida que rodea la parte holgada del cuerpo, la circunferencia de cintura, la separación del busto, desde el centro de un pecho hasta el otro, y la amplitud de pecho, entre las dos axilas.

Una vez tomadas estas medidas, se realiza el molde y se elige el tipo de modelo que se desea confeccionar. Sin importar cual sea la forma que se le vaya a dar a la blusa, estas medidas son indispensables para la confección de cualquier tipo, ya que se toman como base para el diseño de cualquier modelo. Una vez que hayamos elegido el diseño y forma que tendrá nuestra blusa se debe elegir el tipo de tela que se empleará para la misma. Esto se debe hacer en base a varios criterios, entre ellos el uso que se le desea dar a la remera, la época del año en la que se la desea utilizar y la forma y caída que deseamos que tome. El gusto personal es también un factor que va a incidir en el uso de la tela además de los colores y estilos, con o sin estampados, y demás variantes que puede tener. Entre los diversos tipos de telas que se pueden usar podemos encontrar algunas más apropiadas para el verano, como por ejemplo el algodón, nylon, la bambula, acetato, raso, seda, tul, gasa, tafetány todas las telas ligeras de caída suave y liviana.

 
 
 

Blusas y algo más

En cambio, para el verano, se suelen emplear telas más gruesas o confeccionadas con lana, como por ejemplo chalís, corderoy, jersey, lana, cachemira, pieles, terciopelo, polar, cuero, entre otras. El primer grupo de telas es mas apropiado para la confección de prendas livianas como por ejemplo los vestidos, blusas con frunces, remeras sueltas, o musculosas. En cambio, las del segundo tipo se pueden usar para camisetas, camisas, camperitas, blusas con cuello de poleras, con o sin mangas, corsés, y demás prendas abrigadas. Además de utilizar uno o varios de estos tipos de tela, para la confección de blusas se pueden emplear también ciertos accesorios y artículos para su adorno o para el cierre de las mismas.

Por ejemplo, en los cuellos o cinturas se pueden utilizar cuerdas, cordones y cintas para cerrar o fruncir estas partes de las blusas, así como también se les puede colocar de adorno a las mismas. También se deben elegir los botones en caso de que se desee ponerlos. También se pueden usar adornos como lentejuelas, cuentas, piedritas, joyas, colgantes, cadenas, plumas, siempre dependiendo del estilo que se le desee brindar a la prenda. Muchas blusas pueden tener un estilo más rustico y campestre si se las realiza en tejido, en telar o a mano. Estos son algunos de los aspectos básicos a tener en cuenta para la confección de muchos tipos de blusas, para toda época y para cualquier ocasión. La realización de las mismas no es una tarea difícil y solo requiere de un poco de ánimo y de creatividad para llevar a cabo una verdadera obra de arte. Se debe intentar encontrar un equilibrio para no sobrecargar la prenda y adecuarla a cada ocasión.