rubros y categorias de manualidades
 

StumbleUpon!
form contacto
 
 
confeccionar-cortinas

Como confecconar cortinas

Las cortinas son uno de los elementos decorativos predilectos en el hogar, y muchas veces no encontramos en el mercado unas que nos satisfagan completamente. En estos casos, puede ser una buena alternativa la de realizarlas por nuestra propia cuenta.

¡Solo es cuestión de animarse y verán que no es difícil! aquí te explicamos los pasos para confeccionar tus propias cortinas uno por uno y además te damos algunos consejos para saber elegir la mejor tela y realizar las más bellas y decorativas cortinas para tu hogar o para vender.

Hay muchos cursos en donde se enseña como confeccionar cortinas
 
 

Tamaños y medidas especiales

Verás que la confección de cortinas para cualquier parte de la casa, como por ejemplo el baño, la cocina o las áreas de estar, es muy sencilla y puedes hacerla en muy poco tiempo. En primer lugar, debemos preguntarnos cuál es la función que deseamos que cumpla nuestra cortina, y a partir de ello elegiremos el tipo de tela que deseemos emplear. Por ejemplo, si buscamos que la cortina sea traslucida y permita una cierta iluminación leve en el ambiente podremos elegir entre telas transparentes, como la gasa, el tul y otros tipos de velos, y telas livianas como las de algodón, lino, y demás. También el color será importante para dejar entrar la luz, pues las telas más claras serán más permeables a la misma. Igualmente, el color también debe ser elegido teniendo en cuenta el decorado de toda la habitación donde se vayan a colocar las cortinas, pues estas deben combinar con el resto de tapizados, adornos y pintura de las paredes. Por otro lado, si se desea que las cortinas tapen la entrada de luz, para crear ambientes más oscuros y mejor aislados del ruido y del calor, podemos utilizar telas pesadas y densas como el terciopelo, los brocados, pana o el black out.

Estos pueden ser de colores oscuros, o bien simplemente que hagan juego con la decoración ya que su grosor es el que más influye en la baja permeabilidad de la luz. También se pueden confeccionar cortinas dobles, las cuales consisten en cortinas realizadas con los dos tipos de tela, gracias a lo que permiten elegir cual utilizar en cada momento del día. Luego de haber elegido la tela en base al uso y decoración que deseemos darle a las cortinas, debemos proceder con la toma de medidas que deberán tener las mismas. El tamaño de la misma depende del tamaño de la ventana, y para ello deberás medir varias partes de esta. Por un lado, el riel es importante, ya que debe ser de unos 30 centímetros más ancho que el tamaño de la ventana, y se lo coloca a unos 15 centímetros por encima de la misma. Para el riel pueden utilizarse diversos tipos de materiales, como por ejemplo, madera, caños de plástico o de metal, los cuales son los más comúnmente empleados.

 
 
 

Terminaciones y detalles

Si se desea que la cortina cubra toda la pared, se mide desde el riel hasta el suelo, y se agregan entre unos 15 y 20 centímetros más para el dobladillo, el cual incluye la parte superior por la que se coloca el riel. Cuando tenemos ventanas colocadas a media pared, suele ser más elegante que el largo de la cortina llegue hasta el piso. En cambio, en las áreas más funcionales de la casa, como la cocina o el baño, esto no es tan recomendable. Si deseamos que la cortina cubra solamente el largo de la ventana, si esta no llega hasta el suelo, la medida deberá ser de 15 centímetros más que el marco inferior de la misma. El ancho de la cortina será el doble del ancho de la ventana, ya que recordemos que la misma debe tener frunces y una buena caída con movimiento. Una vez tomadas las medidas procederemos a la confección de la cortina, para lo cual necesitaremos materiales básicos como cintas, hilo y aguja, máquina de coser, ganchos para colgar, tijeras, entre otras cosas.

Una vez que tenemos la tela cortada según las medidas que tomamos, comenzaremos por los dobladillos laterales y el superior. Se recomienda que estos tengan entre unos 5 y 7 centímetros de ancho para mejorar la estética de la tela. El dobladillo se sostiene con alfileres, se hilvana y si quedo bien realizado, se cose a máquina a punto zig zag. El dobladillo de abajo se realiza de la misma manera pero un poco más ancho que el resto. Luego se corta la cinta del mismo ancho de la tela a unos 2 centímetros y medio del borde superior, dejando un margen de 2 cm. a cada lado para rematar los bordes. Se anudan ambos extremos de la cinta y se estira para fruncir la cortina de la manera deseada. Luego se atan los cordeles en ambos lados. Se colocan los ganchos, y ¡listo, hacer tus propias cortinas es así de fácil!.