rubros y categorias de manualidades
 

StumbleUpon!
form contacto
 
 
como-confeccionar-almohadones

Confeccion de almohadones

La confección de almohadones es una tarea divertida y muy sencilla de realizar. Los almohadones son elementos que no sólo son funcionales sino que además pueden ser muy decorativos y atractivos. Por eso, muchas veces se nos presenta la idea o las ganas de llevar a cabo su confección por cuenta propia, y para ello necesitamos saber ciertas cosas como por ejemplo cuál es la mejor tela a emplear para esto, o cómo hacer los modelos más divertidos de almohadas y almohadones creativos. En este artículo te brindaremos la información que estás buscando si ha decidido hacer tus propios almohadones, ya sea para uso personal o para su comercialización.

La confeccion de almohadones para decorar es un hobbie ideal
 
 

Los materiales que vas a necesitar

Verás que la confección de almohadones es una tarea fácil y para la que no requieres demasiadas herramientas ni elementos. Los elementos básicos de costura que necesitarás para levar a cabo este trabajo son los que tiene toda persona en su costurero, es decir, un par de tijeras, alfileres y agujas, hilo para coser, plancha y tabla de planchar, máquina de coser y otros accesorios que tal vez necesites. También es importante tener en cuenta el modelo de almohadón que queremos realizar para determinar cuáles serán los materiales con los que lo haremos. Por ejemplo, algunos almohadones pueden ir rellenos de guata, otros de goma espuma, otros de plumas, algodón, bolitas de polietileno, etcétera. Por otro lado, se los puede hacer enteros, con o sin forro y con o sin cierre, para poder cambiar las fundas o no, entre otras variantes. Esto hará que podamos llegar a necesitar de diversos tipos de relleno o de cierres, abrojos, botones, entre otras cosas. También se les puede colocar adornos, como cuentas, lentejuelas, cintas, moños, sogas, etcétera.

La técnica con la que realicemos el diseño de los almohadones variará dependiendo de nuestro gusto y de ello dependerá también el tipo de tela que utilicemos. Por un lado, podemos elegir telas lisas o estampadas de colores que nos satisfagan y hagan juego con la decoración de nuestro hogar. Por otro lado, se pueden emplear telas lisas para pintarlas a mano, o realizarles estampados con diferentes técnicas, o bordarlas. También se puede usar tela lisa y agregarle todo tipo de accesorios para su adorno. Una vez que hayamos decidido cuál es el estilo y diseño que deseamos que tenga nuestro almohadón, procederemos con su modelaje y confección. En primer lugar, tendremos que tomar medidas y realizar los moldes y luego cortar las telas. El tamaño que deseemos que tenga la almohada dependerá del uso que queramos darle, por ejemplo, puede ser un almohadón para sillas, o para sillones, para adorno simplemente, o para la cabecera de la cama, con lo cual puede ser individual o doble. Luego de haber evaluado esto, calcularemos sus medidas de alto, ancho y largo, y a partir de ello la cantidad de relleno necesario.

 
 
 

Como hacer el forro

Para la confección necesitaremos tela para el forro del relleno y para la funda, es decir, una será visible (la que tenga estampado, diseño o el color que deseemos) y otra que sea lisa, pues no será importante su apariencia ya que no se la verá. Por lo general, para el forro se usa tela de algodón, lino o cualquier otra tela sencilla y fina. Para la funda en cambio se pueden utilizar diversos tipos, como por ejemplo de algodón, tela de lona, de raso para almohadas más finas, de lana, etcétera. Una vez que tenemos la tela decidiremos si lo queremos redondo o con bordes rectangulares, de lo cual dependerán cuántas partes serán las que compongan el almohadón, ya que de ser cuadrado necesitará las partes de los costados. Una vez que las hayamos cortado, las sujetamos con alfileres y las hilvanamos.

Si le vamos a colocar un cierre, este también lo hilvanamos al borde de la funda. Probamos si el relleno entra bien y si es así, lo cosemos a máquina al revés dejando una abertura en un extremo, lo damos vuelta para meter el relleno y luego cosemos o cerramos con un abrojo o cierre. En caso de que deseemos decorar la funda, esto lo haremos o bien cuando ya esté cosida pero sin el relleno, o en la tela aun sin coser, dependiendo de los adornos que deseemos colocarle, lo que nos permita manejarla mejor al tener que coserla. Si le deseamos colocar un cierre, este lo pondremos luego de hacer los dobladillos en el borde por el cual queremos que quede la abertura, antes de coser por completo el cuerpo entero. Como podrán ver con esta información, la confección de almohadones no es una tarea difícil, y se puede innovar siempre en su realización, por ejemplo haciendo almohadones de diversas formas distintas a las tradicionales, como por ejemplo con forma de caramelos, triangulares, circulares o con forma de figuras, como corazones, flores o estrellas.