rubros y categorias de manualidades
 

StumbleUpon!
form contacto
 
 
confeccion-camisas

Confeccion de camisas

La confección de camisas es una de las tareas más complejas de la labor de corte y confección de prendas por lo cual es importante conocer sus características y detalles para poder realizar un buen trabajo.

Si lo que quieres es emprender un negocio de confección o simplemente deseas poder realizar tus propias camisas, aquí es donde obtendrás la información que estás buscando. Para la realización de este tipo de prendas es fundamental tener en cuenta los pasos para llevarla a cabo y los materiales adecuados para las mismas, como la tela, los botones e hilos que distinguen su calidad.

La confeccion de camisas puede ser tanto para mujeres como para hombres
 
 

Confeccion de camisas a medida

Además de ello, hablaremos de aspectos importantes a tener en cuenta en el paso a paso de la tarea de confeccionar camisas. En primer lugar, debemos saber que el corte de la camisa es algo fundamental ya que sus medidas la hacen ser cómoda o no. Una camisa con las medidas justas ofrece un mejor calce y aspecto, y proporciona la comodidad requerida para este tipo de prenda, la cual requiere sentar bien al cuerpo. Es importante en toda camisa, no sólo la talla del cuello y las mangas, con la cual se suele escoger la camisa para cada usuario, sino además el calce de la espalda y el cuerpo. Para confeccionar la camisa perfecta, se deben tomar las diversas medidas de sus partes con una cinta de medición y si podemos usar una camisa de modelo, mejor aun, para ayudarnos. Primero comenzaremos midiendo el cuello, para lo cual pasamos la cinta alrededor del mismo al nivel del cuello de la camisa, justo debajo de la nuez de adán. La medida debe tomarse con la cinta bien ajustada, colocando un dedo entre la misma y el cuello para que la camisa no quede demasiado ajustada.

Luego medimos los hombros, desde el medio de la espalda hacia cada brazo, y en total entre cada axila. El pecho se mide en la parte más ancha del tórax, cerca del nivel de las tetillas, debajo de las axilas y por encima del omóplato inferior. Dejamos aquí también un dedo entre la cinta y el cuerpo, procurando que la misma esté bien recta. Luego pasamos a medir la cintura, la cual se toma por encima de la circunferencia mayor que forme el abdomen, cerca del ombligo. La cadera también se mide por la parte más ancha, para saber qué tan amplia debe ser la camisa en esta parte. Esta parte es importante que se tome en cuenta, ya que una camisa demasiado amplia se arrugará demasiado dentro del pantalón y será incomoda al llevarla puesta. También es importante la medida de los hombros para que los mismos no queden demasiado caídos ni ajustados. Se debe encontrar el equilibrio entre la comodidad, dada por la amplitud, y la elegancia, dada por el ajuste. Se miden también el largo de los brazos, con los mismos caídos en posición relajada, desde el hombro hasta la parte superior de la manga de la camisa, la cual comienza en la muñeca.

 
 
 

Las telas mas recomendadas

La muñeca también se debe tomar, alrededor de la misma con la cinta alineada al hueso en la parte más ancha, un tanto floja para que no incomode al llevarla puesta. Es importante considerar la posibilidad del uso de relojes o pulseras.Por último, para tomar la medida del largo de la camisa, se puede tomar la medida de la persona de pie con la espalda recta, desde la base de la nuca hasta debajo de los glúteos. Una vez tomadas las medidas, se procede a elegir la tela que se utilizará para la confección de la camisa en cuestión. Por lo general la tela de las camisas está confeccionada especialmente con fibras naturales, para resaltar su elegancia y calidad. Los tejidos empleados en la realización de camisas suelen tener tres propiedades particulares, la composición, el tranzado y el hilo. Por lo general se suele emplear fibras de algodón, lino, seda o lana, y estas pueden ir mezcladas con poliéster, la cual le da una calidad levemente inferior pero a menor costo y mejor planchado.

Las de mejor calidad están confeccionadas en algodón por completo, que junto con las de lino son de las más difíciles de planchar. El hilo puede estar trenzado de diversas maneras, con las que se obtienen distintas texturas, entre las que encontramos el popelín, fil a fil, Oxford, pin point, espiga o twill. La confección de la camisa se debe realizar siguiendo los moldes que indican los puntos que se deben aplicar en cada zona. Estos se pueden conseguir en página de internet, en revistas de moda o cursos de corte y confección. Algunos detalles a tener en cuenta son el refuerzo de los puños y el cuello, los cuales se forman con dos capas de tela, y las pinzas con las que se da fuerza al cuello para que no pierda su forma.