rubros y categorias de manualidades
 

StumbleUpon!
form contacto
 
 
diademas-tejidas

Diademas tejidas

La forma más fácil y práctica es en crochet, también en tejido a dos agujas según el caso. Las manualidades tienen muchas posibilidades es una forma de hacer con las manos un regalo para otro, también si somos artesanos para vender, ocupan un buen tiempo y nos entretienen mucho además de relajarnos, es un espacio en donde podemos compartir experiencias con otras personas que hagan la misma manualidad, sirven tanto para grandes como para chicos en especial para la gente de la tercera edad que tienen su tiempo ilimitado y muchas veces no saben cómo aprovecharlo.

Las diademas tejidas son muy comodas para recogerse el cabello
 
 

Confeccion de diademas para principiantes

Una diadema es lo que generalmente también se llama vincha o cintillo para recoger el pelo y llevar la cara despejada, se pueden hacer de muchos materiales, en especial las tejidas hechas en lana, hilo de algodón, hilo de seda, también en telas. Hacer diademas tejidas es entretenido, se las puede copiar de alguna revista, pero una persona habilidosa podrá realizarla sin necesitar mucha ayuda a no ser más que su habilidad y su creatividad. Podemos decir que es un regalo ideal para una niña, y se le puede regalar varias que combinen con los colores de sus vestidos, hechas en crochet quedan hermosas, se les puede pasar también un alambre y elástico para que tengan mejor forma, o adoptaran la forma de la cabeza. Hoy aprender manualidades es muy fácil, un principiante comenzará por puntos básicos como el punto ingles, o punto arroz, el tejido es una de las actividades más antiguas de la humanidad, con los tejidos no solo el hombre se vistió sino que también realizo trabajos para decoración y otros usos ornamentales, gracias al tejido y la costura se hicieron las prendas que antes eran solo pieles y cueros de animales para protegerse del frio.

Se considera que las primeras agujas tendrían su origen en Egipto, hechas con huesos de animales, luego su evolución pasaría por el bronce, el hierro hasta llegar a los que son hoy las agujas de acero, plástico y también madera. El tejido sencillo para iniciarse haciendo diademas tejidas puede ser a dos agujas pero también basándose en la técnica del crochet usando los dedos, este trabajo requiere dedicación y tiempo, no es solo hacer la diadema sino también sus apliques que pueden ser en la misma lana, o lanas o hilos combinados, también con alguna piedra. Algunas diademas pueden usar las novias en el día de su boda, haciendo juego con el color del vestido, o parte de tela de este, con apliques en flores naturales o artificiales. El tocado de una novia es muy importante ya que ese día el arreglo del cabello será distinto al resto. Tanto para el maquillaje, el tocado, el vestido y todos los accesorios debe haber una prueba previa, la diadema tejida se ajustara al peinado para resaltar la belleza de la novia. También a las niñas les encantan las diademas tejidas, ya que son coleccionistas de broches y de tiaras, hechas en casa tanto a crochet, o a dos agujas serán un buen regalo para hacer, a estos accesorios del pelo se le pueden agregar cintas y moñas, así como flores también tejidas.

 
 
 

Hilo y lana

Los materiales más adecuados son hilo de algodón, de seda, algunas lanas. Muchos apliques le darán un toque diferente. Las diademas tejidas hay épocas que son de última moda, combinan con la ropa pueden ser anchas o finas, sostienen y recogen cualquier tipo de pelo, se tejen de manera rápida según la habilidad de la persona que las teja. Sirven para cualquier tipo de pelo, dejando el peinado prolijo, ideal para las niñas chicas cuando concurrían al colegio para llevar un peinado que les deje los ojos libres de cabello. El crochet, el bordado y el tejido van casi siempre de la mano.

Una persona que tenga estas habilidades podrá hacer una diadema tejida de manera rápida, no es algo complicado ya que solo se adaptara a la forma de la cabeza, solo si hacemos algún trabajo especial que se diferenciara al resto llevara un poco más de tiempo. Aprender a tejer ha sido una tarea casi siempre exclusiva de las mujeres, estaba incluida en los colegios de formación religiosa en donde las manualidades eran parte de la educción curricular con el fin de dar una formación para luego casarse y administrar su hogar. Por eso las grandes costureras, tejedoras, y bordadoras serian las damas que se educaron con las monjas. Esta tradición viene de la Edad Media, cuando en los conventos las monjas de claustro eran las encargadas de bordar y coser para las autoridades eclesiásticas, trabajando los bordados de los manteles para las ceremonias religiosas, y las vestiduras de los Papas. También las diademas pueden ser de piedras preciosas, hechas en oro, para las reinas, princesas y mujeres de la nobleza.