rubros y categorias de manualidades
 

StumbleUpon!
form contacto
 
 
modelos-para-tejer

Modelos para tejer

Cuando estamos hablando de tejido hay solo una manera de entenderse, hablando de puntos, patrones y tipos de lana, así como las agujas, las medidas los remates y las disminuciones. Ese es el lenguaje de una tejedora experta. Si son modelos para tejer, no solo se tratara de los modelos, sino también de la forma en que se debe tejer.

La elección del modelo dependerá de las habilidades de la tejedora, del gusto, de la moda y fundamental saber leer los patrones y aplicarlos. Los modelos para tejer serán sacados de revistas, de cursos, y de consultas en la web.

Los modelos para tejer son la mejor manera de aprender
 
 

Ideales para principiantes

No todas la tejedoras tienen la misma capacidad, tejer es un arte, que además lleva su cuota de tiempo y dedicación. Hay personas que se dedican al tejido como hobby pero hay otras que viven del tejido, hacen de esta manualidad su forma de vida llevando así un ingreso a su hogar. Las prendas tejidas a mano tienen otro precio además del plus de ser únicas, podemos decir que una buena prenda será bien paga si además está bien hecha y reconocida por su trabajo. Es como vestirse de alta costura, prendas únicas e irrepetibles. Hay modelos para tejer que vienen de siglos, esos son los tejidos artesanales que muchas veces realizan los pueblos originarios. Cuando comenzamos a tejer debemos tener en cuantas ciertas cosas básicas, todos los tejidos tienen diversas tensiones según su forma de tejer, hay tejidos más flojos o más apretados que otros, que se ve en el resultado de la labor finalizada. En los patrones y los modelos para tejer las prendas se indicara el tipo de lana, de aguja la cantidad de puntos las disminuciones y los aumentos para darle forma y llegar al modelo elegido. Es necesario siempre antes de comenzar la tarea, que la tejedora haga una muestra para ver cómo le quedaría el punto.

Esta muestra seria también de guía para hacer las correcciones necesarias. Cuando se hace la muestra hay que seguir con las mismas agujas, el mismo hilo y el mismo punto, con lo que se realizara la prenda, se hace un cuadrado por lo general de no más de 10 centímetros esto sirve para saber y contar cuantos puntos entran. Ese es el objetivo de la muestra ir probando hasta encontrar la forma exacta. El cálculo de los puntos está determinado por el tamaño de las agujas, estas nos darán el tamaño del punto, hay una proporción entre punto y el tejido. Cuando vamos a tejer una prenda siempre hay que saber a qué talle corresponderá, es necesario tomar las medidas y guiarnos por las tablas. Al tomar medidas para realizar un modelo para tejer, se toman hasta el cuello y los hombros, algunas veces se copian de otra prenda y se mide para comparar. En cuanto a la lana siempre hay que comprar un poco de más para que sobre, el quedarnos sin lana nos cambiara el color ya que cambia la partida y la siguiente no será igual. El cálculo de los puntos es fundamental, el patrón es la guía y debe quedar igual al patrón, si esto no es así es que en algo nos equivocamos, si esto nos sucede tal vez deberíamos probar en una clase de consulta con una profesora par que nos explique cómo seguir.

 
 
 

Todo lo que se puede tejer

En los tejidos la moda siempre es cambiante, una cosa es la moda y otra son los puntos, los puntos ya no evolucionan mas, lo que si cambia es la forma de combinarlos de hacer los dibujos, de inventar prendas, los trabajos en manualidades tienen eso si somos creativas vamos a poder hacer una diversidad de prendas. Las prendas no se repiten por más que las copiemos, cada tejedora le dará un toque único por eso muchas veces es casi imposible que alguien trae de imitar una prenda, sabemos que es esa única e irrepetible. Cada persona contara con su talento para interpretar el modelo a seguir y guiarse por las indicaciones del patrón. Los modelos tanto de invierno como de verano irán variando según las tendencias de la moda, lo que hoy se usa, tal vez en dos años ya no, pero las prendas vuelven por lo tanto si sabemos cuidar la lana tal vez con alguna reforma y aplique se pueda volver a usar.

Dentro de los modelos para tejer podemos encontrar todo tipo de vestimenta, desde los accesorios como gorros, carteras, bufandas y zapatos hasta mantas, acolchados, sacones, chalecos, y buzos en todas sus variantes. La práctica del tejido desde la infancia se ha perdido bastante, antes era común iniciarse en las manualidades haciendo ropa para las muñecas, hoy todo se compra y se consigue de otra forma. Muchas veces se prefiere un tejido industrial sobre uno manual. Esto es debido a que las personas ya no tienen tampoco tiempo para mandarse a hacer una prenda e ir varias veces a probarse hasta que este terminada. Pero por suerte algunas tejedoras seguirán con este arte y podremos seguir luciendo modelos tejidos.